La historia de una viñeta, un cazador y un urogallo – por David

 

Aunque hayamos escuchado miles de veces el dicho de que una imagen vale más que mil palabras, lo cierto es que no es nada fácil condensar en una sola imagen un mensaje, que incluso puede poner en riesgo al autor de dicha imagen, sobre todo si el personaje en cuestión tiene un cargo relevante.

Hoy mismo me encontré en el Facebook de mi amigo Víctor Rodríguez, que tiene una habilidad especial para encontrar estos tesoros ocultos por el paso del tiempo, una viñeta de Mingote publicada en el ABC del 27 de junio de 1971. En esa viñeta un cazador se dispone a disparar a un Urogallo que en ese momento cantra encelado en el suelo del bosque. Varios años antes, ya habían empezado las protestas, encabezadas por figuras tan relevantes como Javier Castroviejo, Jesús Garzón o Miguel Angel García Dory para que se prohibiera su caza para intentar salvar a la especie.

Como curiosidad, unos meses antes de que Mingote dibujara esa viñeta, Manuel Fraga Iribarne mató un macho de urogallo en los Ancares, de los pocos que quedaban ya en Galicia. La historia tuvo mucha repercusión, porque una vez que se corrió la voz de que el que hasta hacía tan solo dos años había sido ministro de Información y Turismo iba a irse de cacería a esa zona, porque ya le tenían ojeado un urogallo para que solo tuviera que apretar el gatillo, un grupo de naturalistas de la Asociación Española para la Ordenación del Medio Ambiente (AEORMA), cuyo fundador era el catedrático de economía Ramón Tamames, decidió aguarle la fiesta. 

Tras afirmar que estaban realizando un estudio sobre la especie, lograron espantar al urogallo, lo que acabó con un enfrentamiento entre ellos y la partida de caza que acompañaba a Fraga. A los pocos días, el secretario de AEORMA recibió una denuncia de la Guardia Civil en la que se especificaban los siguientes cargos «espantar la caza en el paraje de Acevedo de Donis, lugar de Fervencia, de la Reserva Nacional de Ancares, cuando se hallaba practicando la misma el cazador don Manuel Fraga Iribarne, debidamente autorizado para ello». 


Después de que los miembros de AEORMA fueran debidamente «espantados» del cantadero, Fraga volvió y consiguió matar a «su» urogallo, que años después fue a parar al albergue de los Ancares, donde se conservó disecado en una urna de cristal. Allí permaneció hasta que en 2020 fue trasladado a Lugo después de que el albergue fuera desvalijado por unos ladrones, que rompieron la urna pero no se llevaron al animal, que dejaron tirado encima de una mesa, según declaró el presidente del club Os Ancares.

Los urogallos se siguieron cazando legalmente hasta 1980, cuando se prohibió su caza. Hasta entonces, el ICONA daba permisos para cazar un número determinado de machos, por ejemplo, en 1976 se dio permiso para cazar 49 machos para lo que se recibieron 2.350 solicitudes.

Tantos años de caza, centrada sobre todo en los machos, tuvieron como consecuencia la reducción de la variabilidad genética de la especie dando como resultado un cuello de botella poblacional. Los resultados del trabajo publicado en 2015 en la revista Conservation Genetics, confirmaron que la pérdida de variabilidad genética se produjo antes en el ADN nuclear que en el mitocondrial, lo que indicaría que los machos se vieron más afectados que las hembras, ya que el ADN mitocondrial se hereda exclusivamente por vía materna. 

Volviendo a la viñeta con la que comenzaba este post, aparte del importante documento gráfico que representa, no se debe olvidar que en 1971 Franco aún no había muerto, Fraga hacia dos años que había dejado de ser ministro de Información y Turismo, y Mingote tuvo la sorna, el valor y también la inteligencia de llamarlo exterminador sin nombrarlo.


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Puedes usar estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

soporte@donpesca.com
Generated by Feedzy